|

Evolución y desarrollo emocional de Kratos en God of War

La saga God of War nos ha permitido conocer a su héroe en todo su recorrido. Hoy os contaremos como ha sido el desarrollo emocional de Kratos.

Desde su nacimiento en PS2, millones de jugadores han visto crecer al dios de la guerra y han seguido muy de cerca sus aventuras. El viaje ha sido tan largo para él como para nosotros. Hablemos del desarrollo emocional de Kratos.

Las primeras habilidades para el Hacha Leviatán:

God of War Ragnarok: las mejores habilidades de Hacha Leviatán iniciales

Cronología de God of War:

Antes de empezar con el artículo, echemos un vistazo al transcurso temporal de la trama. El orden de lanzamiento de los juegos y la historia es muy distinto, obligando a separar el argumento en tres bloques: la saga principal (el presente), la saga secundaria (el pasado) y la saga nórdica (el futuro). Siguiendo ese esquema y tomando el tiempo en orden, la siguiente imagen muestra el avance cronológico de la vida del espartano.

desarrollo emocional de Kratos
Sus aventuras no han sido pocas.

Para conocer en profundidad los cambios que ha experimentado el personaje, nos enfocaremos en dos puntos en cada apartado: la motivación que persigue y como procesa sus emociones durante el juego. Dicho esto, comencemos con nuestro estudio personal de Kratos.

La historia del presente: cómo se forjó Kratos

La primera etapa que conforma su vida data de su mismo origen, del principio de todo, y transcurre hasta el que debería haber sido su final, o al menos lo fue con el mundo griego. Aquí conocimos al héroe en sus momentos más bajos, preso en una epopeya abocada a la destrucción.

ATENCIÓN: AUNQUE ESTE ARTÍCULO EVITA LOS SPOILERS EN LA MEDIDA DE LO POSIBLE, SE REVELAN MUCHOS DETALLES SOBRE LA VIDA DEL PERSONAJE. SIGUE LEYENDO BAJO TU RESPONSABILIDAD.

God of War: el inicio de la ira

· Fecha de lanzamiento: 2005.

Kratos no siempre fue un dios, de hecho, su vida arranca en un punto muy lejano de la divinidad, como un soldado favorecido por el entonces dios de la guerra, Ares. Nuestra primera impresión es la de un héroe en plena misión heroica, un guerrero al servicio del panteón griego, dispuesto a obedecer sus órdenes de forma obediente. Poco tiene que avanzar el juego para disipar esa ilusión.

Su motivación se revela de la forma más cruda posible: matar a Ares para cumplir su venganza y así vengar a su familia. Pronto descubrimos que no hay rastro de ese siervo obediente, descubriendo al combatiente sanguinario que en ningún momento ha escondido lo que es. Las Hojas del Caos solo son las herramientas para su fin, pues su arma principal, su motor, siempre ha sido la ira que lo consume. Una ira que busca un objetivo tanto como lo consume a sí mismo.

God of War 1

No hay rastro alguno de nobles emociones, ni consideración alguna hacia los demás. Kratos tiene claro en todo momento su objetivo y no existe nada más para él, lo que lo convierte en un símbolo de destrucción. Nada puede interponerse en su camino, ni siquiera seres mitológicos y divinos. Aun cuando consigue su objetivo, se le sigue negando la libertad.

Cuando todo ha terminado, cuando las llamas del odio se apagan, un nuevo destino se abre hacia él. La promesa del título se cumple, se convierte en el nuevo dios de la guerra. Sin embargo, este nuevo estatus no le traerá alegría en absoluto.

God of War Betrayal: un preludio al desastre

· Fecha de lanzamiento: 2007

Este juego siempre ha sido un gran desconocido, una parada que apenas nadie conoce y que no puede ni compararse con la estela del resto de su historia, pero sigue siendo una estación de paso importante. Pensado para móviles y con una historia más bien escueta, nos encontramos a Kratos dirigiendo a las tropas espartanas en el asalto a una ciudad, formando parte del ejército que una vez comando.

>

La historia en sí no tiene mucho valor, pero el mensaje que contiene sí: ha habido un asesinato, Argos ha caído en la batalla y todas las pruebas apuntan hacia él, aun siendo inocente. Para demostrar la verdad, el dios de la guerra luchará contra todo el que se ponga delante y buscará sin cesar a su asesino. Una misión que no cumplirá con éxito. Lo que busca en ese momento es demostrar su inocencia, revelar aquello que sabe que es cierto, aunque la forma de hacerlo sea un camino de sangre y destrucción.

God of War Betrayal

Las primeras habilidades para las Espadas del Caos:

God of War Ragnarok: las mejores habilidades de Espadas del Caos iniciales

Su duración es corta, su misión clara. El valor de este momento es la conexión que hay con la trama del siguiente juego, las circunstancias que acaba provocando. Las respuestas de porque el Olimpo, más concretamente Zeus, lo ve como una amenaza se encuentran aquí, en este juego para móviles. Este juego es el enlace con la historia del segundo juego, publicado el mismo año.

God of War 2: la primera traición

· Fecha de lanzamiento: 2007

Su humanidad ha quedado atrás. La divinidad no le complace en absoluto. En un punto en el que tiene todo el poder del mundo y en el que nada puede dañarle, Kratos está atrapado en un hastío existencial. Su vida se ha visto reducida a una existencia aburrida de observar sin intervenir, algo que no casa con su espíritu combativo y la ansía de lucha que siempre ha llevado dentro.

Cuando ve una oportunidad de intervenir, no duda en tomarla y volver a las armas, sin importar los consejos de la única que vela por él, Atenea. Su decisión provoca su propia caída, pero no de la forma en que el antiguo espartano esperaba. Se ve obligado a elegir un nuevo camino, ser leal a los dioses y someterse o seguir con su vida. Su respuesta es clara, las consecuencias también. Zeus le arrebata la vida con la Hoja del Olimpo, arrebatándole así su divinidad.

God of War 2

Traicionado y condenado, al antiguo dios no le queda otra que formar una alianza imprevista con los titanes, grupo con el que comparte un odio común hacia el padre del Olimpo. Así, Kratos parte en una misión con un objetivo muy claro: romper las cadenas del destino y regresar al preciso momento en que murió para acabar con Zeus. Una vez más, la ira se apodera de él, abandonándose libremente al frenesí del combate y la emoción que tan bien conoce.

Para él no hay diferencia a la hora de matar, le es indiferente en que escalafón o a que raza pertenezca el adversario; solo la lucha y el desafío importan. En ningún momento piensa en lo que podría ocurrir, en el coste a pagar en su espiral de venganza. Monstruos, héroes, semidioses, seres ancestrales, dioses… Todos caen a su paso, cada muerte firmando con sangre su historia, cada uno un peldaño hasta su destino final: la guerra con el Olimpo y, por tanto, con toda la mitología griega.

God of War 3: el destructor de dioses

· Fecha de lanzamiento: 2010.

En el pasado su enemigo siempre fue uno, un blanco final al que alcanzar para poner fin a su objetivo temporal, pero la situación cambia rotundamente en su etapa final. Kratos ha traspasado el límite, la muerte de Atenea le ha sentenciado. Su guerra ya no es solo con Zeus, sino con todo el panteón; su conflicto personal se ha convertido en una segunda titanomaquía, luchando en el bando de los antiguos perdedores en esta guerra predestinada

Ya no es cuestión de ira, ni siquiera de venganza. Un motivo mucho más poderoso lo convierte en el segador definitivo tras la última afrenta: Gaia, su más reciente aliada y líder de los titanes, le da la espalda al conseguir lo que quería. La realidad le golpea con dureza, vuelve a ser un peón en un juego que no entiende, pero eso se acabó. Harto de ser un juguete, toma una resolución: esta venganza será la última, pues con el fin del Olimpo llegará el final de la vida y todo lo que conoce.

God of War 3

Kratos siempre ha tenido claro su papel, nunca se ha engañado a sí mismo creyéndose algo que no es. Es muy consciente de que su senda está abocada a la destrucción, de que todos deben caer para que él consiga su objetivo. La muerte manda en cada uno de sus pasos, cada criatura en su camino solo puede conocer la derrota, pero por primera vez no quiere nada más. Ya no se justifica, ya no quiere venganza sin más; quiere destruirlo todo, ser el destructor que tanto temían los dioses.

Miembro a miembro del panteón, el mundo griego se cae a pedazos con cada nueva muerte. Una hilera de dioses conoce el fin en sus manos, ninguno merece compasión ni perdón para él (con la excepción de Afrodita, que cumple una función simple y que sirve como distracción y minijuego en toda la saga). Con la muerte de Zeus, se acaba todo, incluida su paciencia.

Cuando Atenea se muestra como el ser egoísta que es, el camino que elige es el del autosacrificio, prefiriendo acabar todo de una vez antes que darle lo que quiere. Sin embargo, el futuro ha demostrado que esta no fue su última acción. Su historia no había acabado.

El pasado del espartano: un Kratos más emocional

De forma paralela a la historia principal, a esa debacle que culmina con el fin de todo el mundo griego conocido, varios títulos exploran acontecimientos previos a la trilogía. En esta etapa intermedia, necesaria para conocer su pasado y lo que condiciono al personaje, priman especialmente las emociones. Hay mucho más que ira por descubrir en ellos, cada uno marcado por una emoción en particular.

God of War Ascension: el camino a la redención

· Fecha de lanzamiento: 2013.

Después de toda la destrucción causada, el camino del espartano parecía haber llegado a su fin. Nadie esperaba que un nuevo título en la mitología griega fuera posible, pero años después se hizo realidad. La historia nos lleva al pasado, a unos meses después de la tragedia que marco la vida de Kratos, del asesinato de su mujer y su hija a sus manos. Aquí es donde nos encontramos por primera vez al personaje con algo distinto a la ira que lo caracteriza, con motivos más puros debajo de esa destrucción que lo sigue.

En este punto, el espartano está ligado a Ares y cumple el castigo por no honrar ese pacto, siendo torturado por las furias a diario. Ya no desea ser esa herramienta destructiva, ya no quiere seguir haciendo daño, sino que desea enmendar el mal que ha hecho. Para ello, escapar de la prisión de las Furias y lograr quitarse de encima ese juramento que lo ata es su principal objetivo, una misión teñida por la esperanza en lugar de por el odio.

God of War Ascension 1

Una emoción pura es la que guía sus acciones ahora, la que marca el rumbo. Aquí vemos como dos pasiones se enfrentan en su interior: por un lado, la ira que siempre mueve sus espadas y que lo lleva a enfrentarse a quien se ponga en su camino; por otro lado, la esperanza de poder ser alguien mejor, de escapar de ese destino como arma de destrucción.

Por desgracia, su senda no acaba como él espera. Incluso cuando ha triunfado, cuando ve su objetivo al alcance de su mano, un nuevo revés inesperado lo trunca todo. Para conseguir lo que quiere, tiene que pasar por encima de la vida de un inocente, Orkos, pues solo matándolo a él logrará acabar con su juramento a Ares. En contra de su voluntad y destrozado por el precio a pagar, Kratos lleva a cabo un nuevo asesinato, uno que lo perseguirá en sus pesadillas.

God of War Chains of Olympus: el dolor de la perdida

· Fecha de lanzamiento: 2008.

Su condena al servicio del dios de la guerra fue tan larga como tortuosa. Diez años fueron los que tuvo que enarbolar sus espadas como una herramienta, como un siervo leal al Olimpo. En mitad de una misión más algo cambio, un imprevisto que ningún ser divino pudo prever: Kratos escucha una melodía familiar, una que su hija Caliope tocaba a menudo. Es entonces cuando el rumbo de la trama cambia completamente.

La que en un principio era una misión sencilla, da una vuelta de 360º. Una alianza entre dos dioses rebeldes (Morfeo y Perséfone) provoca que tanto la tierra como el Olimpo caigan en un profundo sueño, en un descanso eterno para que Morfeo y su compañero titán, Atlas, puedan llevar a cabo su plan. Y quizás lo hubieran conseguido de no haber caído en un error, en involucrar las almas del inframundo, concretamente la de Caliope, en el conflicto.

God of War Chains of Olympus 1

Kratos tiene muy claro que no piensa perder a su hija de nuevo, pero el destino es caprichoso y lo obligará a elegir entre su deber y su corazón. Para detener a Atlas y Persefone, tendrá que sellar de nuevo el pilar que libera las almas del Inframundo, despidiéndose de Caliope de nuevo. Ser la mano que le arrebata lo que más quería de nuevo es algo con lo que el espartano no puede lidiar, abandonándose con gusto a sus poderes y su ira para ahogar en su interior el dolor que siente.

Ninguna muerte le dolió tanto al espartano como la de su familia, un pecado que nunca se quitará de encima y por el que no se perdonará jamás. El dolor se apoderó de su alma desde entonces, marcado en su piel como las cenizas de su difunta familia.

God of War Ghost of Sparta: el peso de la culpa

· Fecha de lanzamiento: 2010.

La última entrega de la trilogía es la que más significado tiene tanto en las acciones del héroe como en su significado. A las revelaciones pasadas se le suma una transcendental, el origen de su tatuaje. En este título descubrimos que Kratos tuvo un hermano, Deimos, que le fue arrebatado por Ares a raíz de una profecía que pronosticaba el fin del Olimpo a manos de un guerrero marcado.

La historia de esta entrega no solo explica de donde surge la cicatriz en el ojo de Kratos, hecha por Ares al intentar proteger a su hermano, sino que también da respuesta al característico tatuaje, un tributo al que fue su hermano. Al enterarse de dicha profecía, Kratos removerá cielo y tierra movido por la culpa para encontrar a su hermano perdido, un viaje que culminará con un cambio clave en su propia historia.

God of War Ghost of Sparta 1

Las primeras habilidades para la lanza Draupnir:

God of War Ragnarok: las mejores habilidades de Draupnir iniciales

A pesar de que su hermano lo ataca, preso de la ira por haberse sentido abandonado durante tantos años, acaba perdonándolo y juntos, Deimos y Kratos, se enfrentarán a su carcelero, Tanathos, el dios de la muerte. Por desgracia, su hermano cae en la batalla y es su perdida la que le da la fuerza para hacerse con la victoria. El coste ha sido demasiado alto. De nuevo ha perdido a una parte de su familia que no esperaba volver a ver. Su camino vuelve a arrebatarle a sus seres queridos.

Como dato curioso, el final de la historia enlaza directamente con el final del primero y deja una confusión en el aire. En este, Atenea convierte a Kratos en el nuevo dios de la guerra, logro que ya consigue al final de God of War, lo que complicaría la trama temporal. Lo que si es seguro es la promesa que hace el personaje a la diosa, diciéndole que los dioses pagarían por lo ocurrido a su hermano, una promesa que las pruebas demuestra que cumplió.

La saga nórdica: el renacimiento de Kratos

Con la llegada de la nueva generación, atrás quedaron tanto el mundo griego como el personaje que una vez fue el dios de la guerra. El principio de la nueva saga nos trajo a un Kratos renovado, un dios muy distinto al que conocimos en su día, convertido en un padre de familia en territorio extranjero.

God of War (2018): un nuevo comienzo

El tiempo ha pasado. Kratos ya no es ese guerrero solitario, no hay ni rastro del destructor de dioses, tampoco de ese guerrero cruel que se adhería a la destrucción como su senda del guerrero. Donde antes hubo ira, ahora hay templanza; donde antes había odio, ahora hay calma. Su partida de tierras griegas lo cambio para siempre, lo transformo en alguien completamente nuevo.

La historia nos traslada a tierras nórdicas, muchos años después del fin de God of War 3. La juventud ha ido dejando paso a la vejez y vemos a un protagonista más ajado, la edad ha dejado su marca en él, pero ni siquiera esto le deja marcas de debilidad. Ahora es mucho más tranquilo, reflexivo, paciente, considerado incluso. Su preocupación nada tiene que ver con dioses ni destino, sino que es algo mucho más simple: cumplir con su familia.

Kratos 2018

Una nueva perdida es lo que condiciona la trama: su esposa Faye ha fallecido y deberá cumplir su última voluntad, acompañado de su hijo Atreus. Juntos partirán en una misión para darle descanso a las cenizas, un viaje para el que tienen todo el tiempo del mundo… o así debía ser. La intervención del dios Baldur cambia sus planes de golpe, forzando a padre e hijo a partir antes de lo previsto en su viaje, en una carrera contrarreloj para cumplir con su deber.

Ahora Kratos deberá cumplir su misión mientras se preocupa por lo único que se queda, Atreus, el nuevo hijo que marcara su rumbo. El cambio en él es asombroso: escucha lo que le dicen, se preocupa por los demás, intenta cambiar para ser un padre mejor, el padre que siente que su hijo necesita. Por primera vez mira por el bien de los demás antes de que ocurra la desgracia, movido por pura convicción para lograr el bienestar de la única familia que le queda.

Trata por todos los medios de no inmiscuirse con los dioses, de dejar atrás la divinidad y todo lo que significa, pero la verdad y las ruedas del destino nunca dejan de girar. Su hijo y él acaban provocando lo inevitable, el Ragnarok, al matar a Baldur, poniendo en marcha otra profecía de la que nada sabían. Kratos sigue atrapado en los hilos de voluntades más poderosas, pero ya no está solo. La esperanza ha llegado a su vida de manos de su hijo y juntos siguen la senda que se han marcado: serán los dioses que ellos quieran ser, no en los que les obliguen a convertirse.

God of War Ragnarok: su desarrollo como padre

· Fecha de lanzamiento: 2022.

La jugada final del destino les ha alcanzado. Padre e hijo provocaron la llegada de un invierno eterno, el Filburwinter, la estación final antes de la llegada del Ragnarok. La historia nos lleva años atrás, Atreus ya no es ningún niño y está deseoso de conocer las respuestas, respuestas que Kratos teme que encuentre. La relación entre ellos es tirante, se enfrentan continuamente la impaciencia del hijo contra la necesidad de protección y paciencia que intenta inculcarle su padre.

Cada vez se aprecia más el cansancio que le pesa al protagonista, las pocas ganas de conflicto y de volver a la guerra. No tiene ningún deseo de hacer daño a nadie más, solo quiere vivir una vida pacífica con su hijo, nada más importa. Sin embargo, lo que él quiere rara vez se cumple, pues ese es el sino que le ha perseguido siempre.

Kratos God of War Ragnarok 1

Padre e hijo acabarán moviéndose cada uno por sus propias intenciones: Kratos para evitar la guerra a toda costa en un intento desesperado por proteger la vida de su hijo, mientras que Atreus hará lo propio en su búsqueda de respuestas, intentando demostrarle a su figura paterna de lo que es capaz. Hagan lo que hagan, sus pasos acabaran conduciendo inevitablemente al dios supremo de la mitología nórdica, Odin, el enemigo a batir para conseguir el futuro que buscan.

Si en el primero ya se veían esos esbozos de timidez como padre, en este juego Kratos ya no tiene dudas al respecto. No tiene problemas en mostrarse vulnerable ni en abrazar a su hijo, le aconseja con la misma facilidad con la que lo riñe, se preocupa por él y le elogia cuando es preciso. El guerrero que siempre ha sido sigue en su interior, pero en esta etapa de su historia ha aprendido que puede ser ambas cosas, un protector de los suyos y un apoyo cuando lo necesiten.

Diferencias entre Kratos griego y Kratos nórdico

Cuando decimos que la saga nórdica ha sido un nuevo inicio para el personaje, no lo decimos por nada. Su desarrollo ha sido largo y tendido, su historia se ha resuelto en no pocos juegos, un trayecto que está muy lejos de su final. Durante un periplo tan largo, un viaje que cada vez está más cerca de cumplir 20 años, el dios espartano ha renacido de sus cenizas y se ha convertido en alguien nuevo. Su nueva identidad trata de huir de todos los medios del dios que una vez fue, recurriendo solo a esa parte de sí mismo cuando es estrictamente necesario.

Si miramos al pasado, el Kratos griego representa la ira y la brutalidad en su estado más puro. Un ser egoísta en sus acciones, una bestia sanguinaria que pasará por encima de quien sea para lograr sus metras. El heraldo de destrucción que acabo con un panteón entero, con toda una cultura, para ver cumplida su venganza. Pintado de esta forma, es difícil encontrarle algo positivo al personaje, pero ciertamente lo hay. Sí, su camino ha sido cruel, duro, terrible, pero siempre hubo algo de bueno en lo que hacía.

Por muy duras que hayan sido sus acciones, por terribles que fueran las consecuencias, Kratos siempre hizo lo que hizo por alguien más. Para él los dioses siempre han sido el mal supremo, los culpables de la primera a la última de sus desgracias, e hizo todo lo necesario para acabar de raíz con el problema. Todo esto, unido al deseo de venganza por su familia perdida, lo convierte en un héroe trágico, uno que enarbola la violencia como argumento definitivo y la muerte como herramienta pacificadora.

Kratos griego vs kratos nordico

Echad un vistazo a nuestro análisis del último juego:

Análisis God of War Ragnarok: el fin de las aventuras nórdicas de Kratos y Atreus

Ahora miremos al Kratos nórdico, el actual, el nacido del cambio. La ira sigue formando parte de él, pero ya no deja que la posea, al contrario, siempre dice con orgullo que la maneja él. Vemos a una persona reflexiva que ha aprendido de sus errores y no quiere volver a cometerlos, a una persona que quiere ser mejor de lo que una vez fue, que desea proteger a los demás. El guerrero siempre vivirá en su interior, pero ahora elige cuando y como dejarlo salir. Ya no es esclavo de sus emociones, sino que las controla, algo que difícilmente podría decirse de él en el pasado.

En su etapa actual, Kratos representa la calma, la paciencia, la reflexión y el buen juicio. Intenta anticiparse a los desastres antes de que ocurra. Lucha para evitar que nadie más sufra, que nadie tenga que pasar por la oleada de desgracias y perdidas por las que tuvo que pasar él. Ahora lucha por los demás para salvarlos, no para vengarlos. La pregunta es si esa visión prevalecerá en el futuro o el nuevo rumbo que tome en adelante lo cambiará de nuevo. ¿Qué opináis vosotros?

La entrega más reciente de las aventuras de Kratos, God of War Ragnarok, está disponible para PS4 y PS5. Os recomendamos seguirnos en nuestra web y las redes sociales para estar al tanto de todas las novedades del mundo gamer.

¡Síguenos en Redes, nos ayuda muchísimo!

Al seguirnos apoyas enormemente nuestro contenido ¡Gracias!

Subscribe
Notify of
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments