|

Diferencias en la dificultad de Fire Emblem Engage

Elegir la dificultad de Fire Emblem Engage es la primera decisión que tendréis que tomar, y creednos cuando os decimos que puede marcar la diferencia en vuestra experiencia de juego.

Cuidado con el modo que elegís, puede ser vuestra mejor decisión o la peor si sois nuevos en la saga. La dificultad de Fire Emblem Engage es cosa seria.

Dificultad de Fire Emblem Engage

Como buen juego de estrategia que es, saber elegir la dificultad adecuada siempre ha sido la primera decisión a tomar en la saga Fire Emblem. De nada sirve lanzarnos de cara al peligro sin conocer aún los entresijos del juego, por lo que hay que tener mucho cuidado con no lanzarnos a la piscina demasiado y aspirar a un nivel para el que no estamos preparados.

dificultad de Fire Emblem Engage

Para eso nada mejor que pasarse el juego algunas veces e ir subiendo el nivel. Además, en este caso concreto hay que aprenderlo todo de vuelta, incluido como farmear puntos de experiencia, algo vital para el desarrollo de los personajes.

Diferencias de dificultad

Para facilitaros un poco esa decisión, os contamos las mayores virtudes y diferencias de cada uno de ellos, así como lo que caracteriza a cada uno. Empecemos hablando de los niveles de dificultad.

Normal

Caracterizada por ser la más fácil y la más apta para los novatos, viene bien para familiarizarse con las mecánicas y conocer un poco mejor el juego. Esto tiene sus pros y sus contras: está bien al principio para aprender, pero luego no tendréis la oportunidad de subir la dificultad si veis que os cuesta poco.

Lo que más destaca de este modo es la oportunidad de rebobinar vuestras decisiones en combate, que en esta entrega se conoce como el Cristal del Tiempo del Dragón, que podréis usar de manera ilimitada en esta dificultad. Esta mecánica os viene bastante bien para poder aprender los entresijos de cada fase, así como conseguir siempre las mejores puntuaciones en cada una

Difícil

Subiendo un poco la dificultad, encontramos que la cosa se complica un tanto. La mayor diferencia con el anterior son dos: los enemigos tendrán estadísticas más altas y solo podréis usar el Cristal del Tiempo del Dragón diez veces en combate. ¿A qué ya no parece tan sencillo?

Lunático

En cuanto al nivel extremo de dificultad, el número de usos de Cristal del Tiempo del Dragón se mantiene en diez, pero ni soñéis en combates un poco más complicados. Aquí no solo estaréis siempre en inferioridad numérica, con una mayor cantidad de enemigos por combate, sino que vuestro nivel siempre estará por debajo de los oponentes. ¿Lo mejor? Podéis elegir esta dificultad desde el principio.

dificultad fire emblem 1

Hazte con este espíritu:

Cómo encontrar al espíritu guardián Sommie en Fire Emblem Engage

Modo Clásico

A Fire Emblem Engage regresa un elemento clásico de la saga, un modo pensado para que la sensación de perdida sea más real. En caso de elegir este modo, las unidades que caigan en combate desaparecerán para siempre. Esta muerte permanente de vuestros aliados solo hará más desafiante el juego, pero no es recomendable para nuevos jugadores.

Cambiar la dificultad en Fire Emblem Engage

En cuanto a cambiar la dificultad, esta opción solo estará disponible en las dificultades Difícil y Lunático, y solo tras haber completado el capítulo 4 de la historia. Una vez hecho esto, los pasos a seguir son los siguientes:

  • En el capítulo 4, ve a la habitación del protagonista en el Café en Somniel
  • Ve hacia la puerta y pulsa A
  • Elige la opción y cambia a la que desees
cambiar dificultad 1

Como veis no tiene ningún misterio, el juego os dará facilidades si os pasáis de listos. Ya sabéis todo lo que hace falta, ahora solo queda disfrutar de la aventura.

>

Fire Emblem Engage está disponible para Nintendo Switch.