|

Cada tipo de Insectoides en The Witcher 3 y cómo derrotarlos

Tan numerosos como molestos, esta clase de enemigos es de las más numerosas en el juego. Hora de cazar cada tipo de insectoides en The Witcher 3.

Cuidado con lo que os encontráis en vuestro viaje, pues estos seres os darán más de una desagradable sorpresa. Hora de acabar con cada tipo de Insectoides en The Witcher 3.

¿Qué son los insectoides?

No solo son con diferencia los enemigos más frecuentes del juego, sino que además aparecen en números preocupantes. Los hay de todos los tipos: pequeños, grandes, escurridizos, sigilosos. Armaos de paciencia para hacer frente a estos artrópodos molestos, la vais a necesitar.

insectoides 43242

Acabad con los ogroides:

Cada tipo de ogroides en The Witcher 3 y cómo derrotarlos

Podréis encontrarlos prácticamente en cualquier tipo de hábitat. Llanuras, cuevas, desiertos; no hay un solo lugar del mundo en el que no tengáis que acabar con unos cuantos. Mantened vuestra espada para monstruos bien afilada y lista para aplastarlos, ya que correr de ellos suele ser una malísima idea.

Tipo de insectoides en The Witcher 3

Endriagos

Estos pequeños insectos nunca van solos y cuentan con una serie de variedades que, además de trabajar en equipo, son expertos en hacer emboscadas. Los encontraréis en la mayoría de las zonas boscosas.

Endriagos obreros:

endriago trabajador 2

Si bien van en grupos bastante grandes, su agresividad es notablemente inferior a la de sus parientes. ¿La buena noticia? Las señales Igni y Aard funcionan genial contra ellos, lo que os permitirá acabar con algunos mientras el resto sufren su efecto.

Endriagos guerreros:

endriago guerrero 1

Esta monstruosidad no solo adora la violencia, sino que es prácticamente imposible pillarlo por sorpresa. Mucho cuidado cuando trate de embestiros y no le ataquéis por la espalda. Abusad todo lo que podáis de las señales Axii y Aard, solo entonces podréis darle su merecido.

Endriagos zánganos:

endriago zangano 1

Esta variedad no solo es fácilmente reconocible por su cola, sino que lanzan púas envenenadas que os pondrán en graves aprietos. Son bastante más agresivos que los obreros y no os darán un solo respiro. Utilizad las señales Yrden, Axii, Aard e Igni en su contra y, solo por si acaso, tomaos una poción oropendola para evitar su veneno.

Arachas

Con un aspecto arácnido y un nivel de amenaza en función de la variedad, estos seres deambulan por cuevas y bosques. Os aseguramos que odiaréis a su especie con mucha intensidad en The Witcher 3.

Un consejo preliminar: no les deis la espalda.

Lo que vendrá en Lost Ark el año que viene:

Mapa de ruta de Lost Ark para 2023

Arachas:

Arachas 2

Aquí es donde empieza a complicarse la cosa. Son enormes, tienen pinzas para parar vuestros ataques, se lanzarán con todo cuando estéis delante y, para colmo, también pueden inmovilizaros con su hilo. Usad la poción oropendola para reducir el daño recibido de sus ataques y varias entre las señales Yrden y Axii.

Solo una cosa más: no le deis una sola oportunidad, ellas no os la darán a vosotros.

>

Arachas con coraza:

Arachas con coraza 435

Exactamente igual a su pariente, pero con un molesto añadido. La coraza que lo protege lo cubre en casi todos los flancos y complica bastante hacer combos. Lo mejor en su contra es usar Yrden y Axii para, cuando las esté sufriendo, darle un ataque y alejarse. Sí, es cuestión de mucha paciencia y eliminar al resto del grupo (solo por si acaso).

Arachas venenosos:

Aracha venenoso 55

Este engendro (porque no hay otra forma de llamarlo) os hará lo mismo que los arachas normales antes de usar su arma maestra: una nube de veneno. Cuando la use, y creednos que lo hará, manteneros alejados y usad bombas y ballestas para herirlo. Os recomendamos estar muy atentos a la bolsa que hay detrás de su cabeza, ya que mientras esté vacía no podrá usar ese ataque.

El resto es el mismo proceso que con sus primos: Yrden, Axii y sin piedad.

Aracnomorfos:

insectoides

Estas malvadas obras de arte llegaron con el DLC Blood & Wine y se aseguraron de marcar la diferencia. No solo son arañas gigantes, sino que son lo más parecido a un ejército que os podéis encontrar en este tipo de enemigos. Mientras las más pequeñas os asedian sin compasión, las grandes usarán sus telarañas para tratar de inmovilizaros. El asalto y derribo no os servirá aquí, porque además de ser un montón son lo más agresivo que os podéis echar en cara en The Witcher 3.

Lo primero es lo primero: solo las veréis en las cuevas y bosques al noreste de Velen. Lo segundo, para acabar con ellas hay que eliminar primero a las más pequeñas sin quitar ojo a las grandes. Una vez eliminadas, no tardéis en usar Axii y Ard en las grandes, antes de que aparezcan más, y no dudéis en destrozarlas.

Kikimoras

Otro añadido que vino con Blood & Wine fueron las kikimoras, enemigos clásicos de entregas anteriores y que se dejaron caer en este DLC. No solo son inteligentes, sino que atacan en gran cantidad para dejaros sin opciones y con una estrategia muy definida. Por suerte, solo están en Toussaint.

Kikimoras obreras:

kikimora obrera 1

Estas traicioneras listillas os tenderán emboscadas, saliendo del suelo a vuestro alrededor y atacando inmediatamente después. ¿El truco? Vienen con una guerrera de frente mientras ellas se deslizan bajo tierra.

¿Queréis otra mala noticia? Son invulnerables al efecto de Axii, pero son las que más sufren con Igni. Os lo aseguramos, un par de encuentros con esta especie y querréis eliminarlas a todas al mínimo vistazo.

Kikimoras guerreras:

kikimora guerrera 2

Si las otras os parecían malvadas, esperad a ver a estas. Enormes, acorazadas y con más de un as bajo la manga, estos tanques insectoides son bastante resistentes y tienen la mala costumbre de lanzar veneno que, para colmo de males, hará más daño cuanto más resistencia tengáis a veneno. Una injusticia con todas las de la ley.

Ni se os ocurra atacarlas hasta libraros de las obreras, y menos cuerpo a cuerpo. Quemadla continuamente con Igni y usad ballestas y bombas con capacidad incendiaria para darle su merecido.

Cangrejos de arena:

tipo de insectoides en The Witcher 3

Entre la lista de seres más molestos del juego, podéis encontrar a estos insectoides. Por si su tamaño enorme y su cuerpo acorazado no fuera suficiente, también tienen inmunidad a hasta cuatro tipos de bombas: sueños del dragón, polvo lunar, bomba de dimerita y bejín del demonio. Por suerte, si le afectan las señales (y menos mal).

Para acabar con ellos es mejor distraerlos con señales, mayormente Igni e Yrden, y aprovechar ese tiempo para atacar por detrás. Eso sí, no os quedéis cerca demasiado tiempo, pues reaccionarán con mucha violencia. Los encontraréis en el desierto de Ddiddiwedht.

Ciempiés gigantes:

ciempies gigante

Para empezar, vinieron con Blood & Wine, y para terminar que los podéis encontrar en Toussaint. Y hasta ahí la buena noticia. Van en parejas, están acorazados y la mayoría del tiempo estarán bajo tierra, dándoos solo un pequeño margen de tiempo cuando salgan para poder hacerles daño. Para mayor dificultad, solo tienen un punto débil, la frente, y también pueden usar ácido. Odiarlos es ridículamente sencillo.

Lo único bueno es que son predecibles. Fijaros en cuando la tierra se mueva y dejad una señal Yrden en la zona, pues no tardarán en salir de ahí. El resto es ir a tope con ellos y, si les podéis meter fuego, mejor que mejor.

Insectoides únicos

También hay un par de especies más, unidas solo a dos misiones, en The Witcher 3. La primera de ellas es un tipo de arachas venenoso, la segunda una variante de otro color del ciempiés gigante.

Habrá mucha más variedad en el nuevo Star Wars:

Confirmada la jugabilidad con blaster y cinco posturas de espada láser en Star Warse Jedi: Survivo

Harrisi:

Harrisi 1

En la misión «Hermano desaparecido» será cuando conozcáis a esta enorme arachas y su desproporcionada bolsa de veneno esperando al fondo de una mina. Con varios grupos de huevos a su alrededor (sorpresa) y un nivel de daño mucho más alto que las normales, la manera de derrotarla es la misma. Por desgracia, tampoco es que la mina os deje margen para moveros con comodidad. Un combate difícil y, por suerte, único.

Viudas pálidas:

viudas palidas 1

En la guía que subimos sobre la conversión de mutágenos, ya os comentamos que no sería agradable hacerles frente. Solo dos apuntes: son exactamente lo mismo que los ciempiés gigantes, pero de color blanco, y el combate será mucho más difícil por la zona, bastante reducida y con limitaciones para vosotros. Ya conocéis el truco: dejad Yrden preparado en las zonas por donde saldrán y duro con ellas, no hay de otra.

The Witcher 3: Wild Hunt está disponible para PC, PS4, Xbox One y Nintendo Switch. Con la salida de la nueva actualización Next Gen, también podréis disfrutarlo en PS5 y Xbox Series X/S. Recordad seguirnos en nuestra página web y las redes sociales para no perderos las novedades del mundo gamer.

Tweet
Compartir
Compartir
Compartir
WhatsApp
Email

Al seguirnos apoyas enormemente nuestro contenido ¡Gracias!

Subscribe
Notify of
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments